MAQUINAS SIMPLES

viernes, 14 de mayo de 2010

CONSTRUCCION DE MAQUINAS SIMPLES


se trata de ahorrar trabajo apelando a un instrumento que le permite a las personas utilizar las fuerzas de la naturaleza y leyes de la física a su favor. La construcción de maquinas, sean cueles sean, es al fin y al cabo una forma de adaptación al medio.
El mundo en el que vivimos y las sociedades que conocemos nunca hubieran llegado a ser lo que son si la humanidad no se hubiera llegado a dominar la idea de cómo funciona una maquina simple. Este dominio constituye, en el fondo, una de las principales características de la especie humana por sobre todo el resto de la animalidad. Para poder crear maquinas simples, nuestros más prehistóricos antepasados tuvieron que aprender a entender algunas de las más sencillas reglas de la física. La construcción de estas maquinas constituyó, entonces, uno de los primeros pasos creativos de la historia del ser humano.

Todo lo que la tecnología ha sabido crear luego ha sido, esencialmente, en el fondo, heredero de esa actitud creativa que la humanidad mostró hace ya muchos milenios. Cierto es que existe mucha diferencia entre un subibaja y el trasbordador espacial, pero en realidad, desde la perspectiva de la creatividad que lo hace posible, la cuestión es igual; sin subibajas nunca hubiéramos llegado a conocer el trasbordador espacial. Por otro lado, las maquinas simples siempre guardarán el invalorable titulo de haber sido las primeras en crearse; son y serán la madre de todo cuanto el devenir, en nuestras relaciones físicas con la naturaleza, nos depare...

Preguntamos entonces: ¿Cuánto de simple tienen, en realidad, las así denominadas maquinas simples? La respuesta a esta pregunta suele destacar dos actitudes distintas frente a las cosas. Si se entiende el adjetivo simple en el sentido de “aquello que se necesita para crear, luego, algo compuesto” sí, es verdad, las maquinas simples son necesarias para la creación de posteriores maquinas compuestas. Pero si por simple queremos entender, despectivamente, “facilidad rudimentaria”, la cosa es mucho menos simple de lo que parece. ¿Cada cuánto se cruza la humanidad con un descubrimiento que cambia definitivamente la forma en que nos relacionamos con el ambiente? El descubrimiento de las maquinas simples supo ser, entonces, al fin y al cabo, un acontecimiento mucho menos simple de lo que en realidad parece

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal